lunes, 7 de mayo de 2012

En mi pared cuelga la máscara de un demonio japonés, 
en negro y oro.
Por sus arrugas en la frente veo lo difícil que es ser malo.
BERTHOLD BRECHT


Máscara de demonio Tengu para danza bugaku. Japón siglo XII 
(finales de la época Heian).

3 comentarios:

ane dijo...

Sé cómo se hace para ser malo pero no me sale.

Eso sí, puedo asegurar que hay veces que daría algo por poder traspasar esa línea roja.

bss, ESTRELLA ^^

pseudosocióloga dijo...

Pues hay a algunos que les cuesta bien poco, o a lo mejor no.

ESTRELLA FAVORABLE dijo...

Desde luego que es verdad, incluso creo que ellos piensan que hacen lo correcto.
Un abrazo Ane y Pseudo...