domingo, 19 de agosto de 2012

Datsu jin fudatsu kyo - Apartar la persona no el objeto




El sonido de la flauta de bambú, precioso como una joya, ha cesado bajo el claro de luna,

El viejo palacio cae en un silencio profundo que no perturba ningún cortesano,
Ni siquiera la luz de la primavera detrás de la puerta penetra aquí,
Únicamente la bandera azul es agitada por el viento que sopla en los sauces.

Maestro Daichi

4 comentarios:

Ane Elexpe dijo...

Ésta es una de esas entradas de incalculable valor. Tanto que la grabo en mi memoria para que me acompañe por los siglos de los siglos.

Gracias ESTRELLA y muchos bss

Elisenda Ortega dijo...

Precioses paraules i la fotografia ens fa somiar... Gràcies per aquesta bonica entrada!

pseudosocióloga dijo...

bonito.

Xaro La dijo...

Precioso Gloria

Muchos besos